La crisis del mercado eléctrico

Lo que iba a ser una subasta más ha pasado a ser el desencadenante de una crisis en el sector eléctrico en nuestro país, con intervención de precios por parte del estado incluida y todo un sistema cabreado con un gobierno que no ha sabido legislar ni corregir las deficiencias del sistema.

El pasado 19 de diciembre se celebró la primera subasta CESUR de 2014, que en un principio, marcaría el precio de la energía para los hogares y pymes acogidos a la  tarifa de último recurso (TUR) para el primer trimestre del año. Pero en esta subasta, debido fundamentalmente por la escasez de oferta, el precio final de casación aumentó un 12% con respecto al del trimestre anterior, y el gobierno anuló esta subasta debido a que detectó indicios de prácticas oligopolísticas y en contra de la libre competencia (unos 7.000 MW de potencia instalada del parque de generación se encontraban paradas) con el fin de aumentar el precio final de casación.

A esta subasta suelen acudir algunas entidades financieras y  las generadoras eléctricas más importantes. Las compradoras son las cinco comercializadoras de último recurso (Iberdrola, Gas Natural Fenosa, Endesa, EDP España y EON España).  Esta subasta no está asociada a la provisión de la energía adquirida, pues la compra física se realiza en los mercados diario e intradiario. Este mecanismo supone únicamente algo que servirá para fijar el precio regulado y cubrir un posible riesgo por el aumento futuro del precio de la energía.

CESUR

¿Y ahora qué?

Ahora que los precios de la TUR están intervenidos, según el ministro Soria, el regulador CNMC está trabajando para proponer una alternativa a la subasta CESUR para garantizar un precio que no ponga en peligro la estabilidad de precios ni la competitividad de costes de nuestras pymes.

¿Solución a la vista?

Esta crisis es el resultado de un mercado marginalista, lo que no tiene sentido mientras se explotan tecnologías con costes variables cercanos a cero, una mala regulación que permite que los oferentes y demandantes de electricidad sean las mismas empresas, y una serie de errores legislativos como el establecimiento de pagos por capacidad o primas a las renovables que encarecen el sistema e intervienen claramente en el mercado. ¿El resultado de todo esto?, 30.000 millones de euros de déficit de tarifa y el precio por megavatio en España en torno a los 76€ mientras, por ejemplo, en Francia, esta semana el coste por cada megavatio se situaba en torno a los 18€.

Anuncios

Acerca de Álvaro Sánchez

Consultor IT
Esta entrada fue publicada en economia, Mercado energético y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La crisis del mercado eléctrico

  1. roberto lópez dijo:

    Muy bueno el artículo, perfecta sinopsis de la situación…
    Tan deficitaria la gestión por parte del estado, como deficitarios son sus responsables, así no hay manera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s