Modelo de financiación de las CCAA, la gran reforma pendiente

En la actualidad conviven en España dos modelos de financiación autonómica:

–          Régimen Foral: se aplica al Comunidad Autónoma del País Vasco y a la Comunidad Foral de Navarra. Este sistema se caracteriza porque la responsabilidad sobre la recaudación tributaria recae en las diputaciones provinciales de los territorios forales que se encargan de la gestión, recaudación y liquidación de la mayoría de los impuestos. Una vez realizado esto, cada año se concreta el llamado “cupo”, es decir, la aportación que la comunidad autónoma debe pagar al Estado en compensación por los servicios prestados.

–          Régimen Común, que regula el resto de comunidades españolas. Dentro de este último hay que precisar también —por factores históricos y geográficos— los casos especiales de la Comunidad Autónoma Canaria y las ciudades de Ceuta y Melilla. Este régimen consiste en que las regiones incluidas en esta modalidad de financiación reciben una cantidad de los tributos propios y parte de los tributos transferidos de la administración central del estado para subsanar sus gastos.

Los recursos de financiación de las comunidades se dividen en tres categorías:

–          Tributos propios o cedidos por la administración central, de los cuales reciben el 100% de la recaudación. Estos tributos son el de patrimonio, de transmisiones patrimoniales, sucesiones y donaciones, e impuestos y tasas sobre el juego. También están cedidos a las CCAA los impuestos relacionados con la venta minorista de determinados hidrocarburos, el uso de ciertos medios de transporte y la electricidad.

–          Tributos transferidos parcialmente por la administración central. Entre estos se encuentra el IRPF, donde un 33% se transfiere a los distintos gobiernos regionales, el IVA (del que un 35% va a parar a las comunidades autónomas) y los impuestos especiales sobre el vino, la cerveza, el alcohol, las labores del tabaco, los productos especiales y los hidrocarburos, en los que el 40% de los ingresos corresponde a los gobiernos autonómicos.

Finalmente, existen unos fondos de compensación interterritorial con el objetivo de corregir los desequilibrios económicos interterritoriales y garantizar que todas las CCAA españolas tienen un nivel mínimo de bienestar (sanidad y educación).

¿QUE BUSCA CATALUÑA SOLICITANDO UN PACTO FISCAL?

Cataluña quiere recaudar y gestionar todos los tributos mediante una Agencia Tributaria propia, estableciendo un mecanismo adecuado para traspasar a la Generalitat las competencias y los medios actualmente atribuidos a la Agencia Estatal de Administración Tributaria en Cataluña, al igual que las regiones que se encuentran bajo el régimen foral.

La generalitat justifica esta petición debido a que considera que debería ser mucho mayor el retorno de la aportación catalana al Estado. Es decir, la diferencia entre los ingresos de la Administración central en Cataluña y los gastos del Estado en territorio catalán. Pero el cálculo de las balanzas fiscales, complejo por la dificultad de regionalizar tributos como el IVA o el impuesto de sociedades, es muy dispar entre Estado y Generalitat.

COMUNIDADES AUTÓNOMAS, DEFICIT Y TECHO DE GASTO

A día de hoy las CCAA son el origen del gran desequilibrio presupuestario que actualmente tiene nuestro país. En todas y cada una de ellas, el gobierno regional de turno, ha creado grandes infraestructuras infrautilizadas tales como aeropuertos, líneas de AVE, autopistas, etc…, se han potenciado canales de televisión autonómicos de dudosa utilidad, han utilizado las cajas de ahorro como medio de financiación personal de promesas electorales, y han creado en el extranjero tal número de embajadas regionales que a día de hoy el Ministerio de Asuntos Exteriores no sabe decir a ciencia cierta el número de oficinas y coches oficiales que poseemos en otros países.Déficit CCAA

A día de hoy esta es una de las grandes reformas pendientes. Eliminar duplicidades entre CCAA y gobierno central, y reformar el actual sistema de financiación de las administraciones autonómicas, reduciendo el techo de déficit y limitando la autonomía de estas en materias que han demostrado ser ineficientes económicamente en sus manos.

 

Anuncios

Acerca de Álvaro Sánchez

Consultor IT
Esta entrada fue publicada en Crisis, economia y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s