La reforma del mercado energético, para finales de año

Los lobbies energéticos están nerviosos y no es para menos. Se está redactando una reforma del sector energético que se publicará a finales de año y las empresas que forman Unesa junto con los generadores de energía procedente de fuentes renovables están visitando con cierta frecuencia la secretaría de estado de Alberto Nadal para defender sus intereses.

Nadie sabe en que consistirá esta reforma a ciencia cierta, pero el sector está convencido de que todos los activos regulados o primados sufrirán un fuerte recorte, este se notará sobre todo en el transporte (REE), y las primas a las energías renovables (eólica y fotovoltaica). Además de reformar se los pagos por capacidad para apoyar las centrales de ciclo combinado, que en el primer trimestre del año han funcionado únicamente al 10% de su capacidad.
20130606-231531.jpg
Pero, ¿son estas medidas las que necesita el sector para aumentar en eficiencia y solucionar nuestras dificultades en este área?. Evidentemente no, y para explicarlo voy a enumerar los principales problemas inherentes al mercado eléctrico español:

– Un elevado Déficit de Tarifa, que asciende a 28.000 millones de euros y aumenta cada año. De poco servirá controlar los costes de la tarifa si los ingresos siguen cayendo.

– Un elevado número de centrales de ciclo combinado infrautilizadas. Se puede decir que en los últimos años se han construido centrales de este tipo por encima de nuestras posibilidades, encareciendo los costes de generación en perjuicio de las energías renovables.

– La existencia de unos mercados de compra-venta de energía (diario e intradiario) ineficientes, y una regulación que perjudica claramente a las renovables a favor de las grandes centrales de ciclo combinado, aumentando de este modo nuestra dependencia energética del exterior.

Con la nueva reforma se encarecerá la energía debido al aumento del peso especifico de las centrales de carbón y de gas en el mix energético, ambas con un coste variable alto, al contrario que las renovables o la energía nuclear, por lo que aumentará el déficit tarifario y la dependencia energética de nuestro país. La caída de las primas a las renovables hará que desaparezcan los pequeños productores aumentando de este modo la concentración sectorial lo que encarecerá a un más la tarifa de la luz, la tercera más cara de la Unión Europea.

Anuncios

Acerca de Álvaro Sánchez

Consultor IT
Esta entrada fue publicada en economia, Mercado energético y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s